HILOS TENSORES para tu piel

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

¿Dudas sobre la aplicación de hilos tensores para tu piel?

 

Has escuchado hablar sobre los hilos tensores y te has convencido de que es uno de los mejores tratamientos para combatir la flacidez del rostro.

Sin embargo te entran decenas de dudas, por un lado deseas combatir esos efectos que la flacidez ha dejado en tu rostro o en tu cuerpo pero por otro lado te sientes indecisa. No sabes qué hilos son los más recomendados, si este tratamiento es adecuado para ti, si dejara marcas, y un sinfín de preguntas que están provocando que esta sencilla técnica cause miedo e inseguridad en ti.

Hoy voy a contarte detalles importantes sobre los hilos tensores:
Primero decirte que has escuchado bien, ya que los hilos tensores son uno de los tratamientos más recomendados para combatir flacidez en la piel por dos motivos principales:

1.- Tienen una acción lifting y de firmeza inmediata
2.- Son grandes productores de colágeno y elastina, principales componentes para la sujeción de la piel.

Evolución de los hilos tensores.

Los hilos tensores han evolucionado mucho con el paso de los años. A finales de los años 60 se comenzaron a poner hilos de oro para ayudar al estiramiento de la piel. El efecto del hilo consistía en provocar fibrosis para aportar tensión a la zona. El problema de este tipo de hilos eran los efectos locales, eso hizo que las investigaciones médicas estudiaran otros mecanismos que ofrecieran los mismos resultados sin estos efectos adversos.
Hoy en día el hilo está compuesto de PDO (polidioxanona), un material completamente reabsorbible y con resultados naturales para la piel.
La técnica de aplicación también ha ido evolucionando, aplicamos distintas técnicas de colocación y distintas formas de trabajo en función de los resultados que se deseen obtener.
El objetivo el hilo es crear sujeción y tensión a la piel. No se trata de provocar un cambio radical sino de mejorar el descolgamiento, el aspecto y disminuir la flacidez. Para ello existen dos tipos distintos:

1.- Monofilamentos: provocan sujeción y estimulación del colágeno.
2.- Espiculados: provocan sujeción, estimulación del colágeno y elevación.

¿Qué es la flacidez?

El paso del tiempo ralentiza la producción de colágeno y el existente se destruye a mayor velocidad. Además con los años perdemos grasa en los tejidos, (más visiblemente en la parte facial) esto provoca que el cuerpo consuma más ácido hialurónico del que producimos, (encargado de aportar firmeza y turgencia a la piel), la estructura ósea se va modificando y todo ello genera cambios en el tejido.
Existen otros factores externos que también afectan de manera directa a la generación de flacidez en la piel.

¿Qué beneficios tiene la aplicación de hilos tensores en la piel?

Pensemos ahora en el óvalo facial, durante la juventud el óvalo facial representa un triángulo invertido, es decir, la base del triángulo se sitúa en la parte superior de la cara y con el paso de los años el triángulo se invierte hasta pasar a zonas inferiores a causa de la gravedad y la falta de firmeza.
Con la aplicación de los hilos tensores podemos corregir estas alteraciones, sujetando las estructuras para evitar que el efecto de la gravedad genere más flacidez y aportar así mayor tensión y firmeza en las áreas que se pretendan corregir.

¿Cómo se aplican los hilos tensores, es doloroso?

Después de aplicarte los hilos tensores puedes continuar perfectamente con tu vida diaria normal. Es una técnica sencilla y escasamente molesta.
Este tratamiento es perfectamente combinable con otras técnicas medico-estéticas, como técnicas que aporten volumen con el objetivo de elevar más la expresión.

¿Dónde se aplican los hilos tensores?

Se pueden realizar tratamientos con hilos tensores para corregir flacidez en el contorno facial, mandíbula, pómulos, cuello, brazos y otras áreas corporales que necesiten de mayor tensión.

¿A partir de qué edad se pueden aplicar los hilos tensores?

Cuando los signos de flacidez empiecen a aparecer de forma evidente es buen momento para consultar la aplicación de hilos tensores. A partir de los 30 años la formación de colágeno y elastina se ralentiza.

¿Qué efectos adversos pueden suceder?

Aunque no es algo habitual en casos muy aislados puede inflamarse la zona, generar hematomas o inflamación después de la aplicación del tratamiento. Estos efectos son transitorios y remiten pasados 7 días de la aplicación.

Si estás pensando en dar un efecto de elevación a tu piel, ¡esta es sin duda una gran elección!.

 

Por Dr. Ramón Bauta

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]